Accidentes de tráfico e indemnizaciones

Cuando se sufre un accidente de tráfico por culpa de un tercero, tendremos derecho a reclamar una indemnización por los daños o lesiones sufridas. En este sentido, la indemnización sirve para intentar reparar los daños, por lo que nunca estará orientada esta reclamación para enriquecerse.

Dependiendo del tipo de accidente que suframos, es muy importante saber qué debemos hacer y qué medidas debemos tomar, por ello es muy importante solicitar los servicios de un abogado para que nos asesore y podamos solventar la situación de la mejor manera posible.

La reclamación puede tramitarse por vía judicial o extrajudicial. A través de la vía extrajudicial negociamos directamente la indemnización con la compañía aseguradora responsable del siniestro, para el caso de que la negoción sea infructuosa, procederemos a tramitar la negociación vía judicial, normalmente siempre intentaremos solucionar la indemnización a través de la vía extrajudicial por la rapidez y economicidad de la misma en comparativa con la vía judicial.

La reclamación de la indemnización derivada de un accidente de tráfico, puede pedirse en concepto de dos clases de daños: los materiales y personales.

Indemnizaciones y daños materiales

Los daños materiales derivados de un accidente de tráfico, son aquellos que sufren el vehículo y los objetos transportados en el momento del accidente. Para la valoración de los daños materiales derivados del siniestro, las partes implicadas deben designar un perito, aunque normalmente la compañía aseguradora designa uno, que valorará los daños materiales derivados del accidente, acto que tendrá valor probatorio. En este sentido, además de los daños materiales ocasionados al vehículo y a los objetos transportados, se podrán reclamar los gastos derivados del accidente (ejemplo: el alquiler de un vehículo de sustitución o facturas de taxis).

Indemnizaciones y daños personales.

Los daños personales, son aquellos que sufren las personas que se ven implicadas en un accidente de tráfico. Esta indemnización se valora diferenciando las lesiones o resultados del accidente, es decir, si el accidente causa la muerte en la víctima, lesiones permanentes o incapacidad temporal. En cuanto a estas dos últimas, se determina la indemnización en el caso individual a partir del tiempo de baja, gravedad de la lesión y las posibles secuelas que pudieran quedar, valorando su situación personal y profesional (no se indemnizará igual la invalidez de un padre con hijos a cargo que la de una persona mayor sin responsabilidades).
La gran mayoría de las pólizas de seguro, cuenta con defensa jurídica, lo que significa que tu seguro debe proporcionarte un abogado, o bien correr con los gastos judiciales de un abogado externo (hasta el límite indicado en la póliza). En este sentido, es recomendable estar asistido por un abogado independiente, pues la asistencia ofertada por las aseguradoras, puede estar condicionada a la defensa de los intereses de la propia compañía.

MORATALLA ABOGADOS, especialistas en Derecho Sanitario, le asegura un trato profesional y minucioso, respecto de los procesos de reclamación por los daños materiales o personales derivados de un accidente de tráfico.

¿Ha sufrido un accidente de tráfico?


MORATALLA ABOGADOS, especialistas en derecho sanitario.
Llámenos al 967 241 437 / 606 322 077 o rellene el formulario de contacto.
Valoraremos gratuitamente la viabilidad de su caso y nos pondremos en contacto con usted.